Sin dudas, este eres tu en el baño.


ad...





No hay dudas de que ir al baño después de aguantarse mucho tiempo es realmente un placer. Uno lo disfruta, se queda sentado en el hinodoro, pensando, reflexionando acerca de la vida. Pero el momento se torna difícil cuando uno se queda sin papel higiénico (sobre todo si estás en una casa ajena a la tuya). En este caso el hombre se puso un tanto nervioso, me parece.