El poder del karma al instante.


ad...





¿Cuántas veces nos ha pasado de ver a algún amigo o hermano estar pacíficamente sentados y se nos ocurre jugarle alguna broma? Sin dudas, muchas. En este caso tenemos a un chico que quiere romperle de una patada uno de los pies de la silla para que su amigo se caiga de ella, pero el karma le juega una mala pasada y él mismo es quien se termina cayendo y golpeando.