Sucesos inesperados.


ad...






¡Al agua pato!. Así es, el tipo se ve que estaba en su nuevo lugar de trabajo, ya había terminado y se estaba por volver a su casa. Cuando se confió de una especie de pileta que en realidad parecía piso de cemento, y ya ven cómo terminó, bien bañadito.