¿No te da pena?


ad...






¡Pobrecita esta niña!. Ella solamente estaba intentando beber un poco de agua luego de una larga caminata. Jala la palanca pero no llega ni a beber una gota. Su carita es debastadora, ¡hermosa!.