La venganza siempre es dulce.


ad...






Dicen que la venganza se sirve en un plato frío. En este caso el novio se venga de una broma anterior que le había jugado su novia. Espera el momento justo, le pega un fuerte golpe en las nalgas y cuando ésta abre la boca le mete un pastel entero por ella. ¡Un punto para este muchacho!