Cuidado, cuidado, ¡Uy!


ad...






Los minions no sólo son tiernos, sino también divertidos. En este caso vemos la escena de los minions jugando al fútbol americano, uno tiene el balón, el otro lo patea. Pero las cosas no les salen bien y por un error de cálculos el que termina pasando por encima del arco es uno de ellos.