Cuando llegas borracho a tu casa.


ad...






Muchas veces los fines de semana (o en casos de algunas personas los días de semana también) salimos de fiesta, con amigos, vecinos, compañeros de trabajo,etc., y volvemos en un estado un tanto complicado, que nos cuesta caminar, hablar,etc. Bajo mi punto de vista, una de las cosas más complicadas cuando volvemos así, es abrir la maldita puerta. Vemos en este caso como el perro quizo entrar prácticamente traspasando la puerta y para sorpresa de nadie, no lo consiguió. Es algo parecido a lo que hacemos algunos cuando llegamos a casa bien ebrios.