Cuando las bromas te salen mal...


ad...






Está todo claro. No hace falta mirarlo muchas veces para ver cuáles eran las intenciones iniciales de esta broma. El objetivo del chico de remera blanca era el otro tipo de remera roja, pero las cosas cambiaron. Una chica se metió, quiso jugarle una broma al de remera blanca y terminó no sólo fallando, sino también cayéndose y con un tortazo en la cara.